lunes, junio 17, 2024
No menu items!

Borrador automático

Must Read

El “Panorama Epidemiológico de Dengue” de la Secretaría de Salud federal revela una histórica negligencia institucional en la prevención del dengue en Yucatán, enfermedad que se mantiene imparable, ya que el presupuesto asignado a Vectores simplemente “desapareció” en manos del llamado “Equipo Antiyucatán” que motivado por sus ambiciones políticas habría desviado el dinero asignado al combate del vector transmisor.

El “Equipo Antiyucatán” tiene nombres y apellidos, pues en un secreto a voces que el secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas pasó a ser un florero del gabinete: quienes toman las decisiones del manejo del presupuesto sanitario con fines electorales son el secretario de Desarrollo Social y principal operador político palaciego, Roger Torres Peniche, en complicidad con el director de Desarrollo Interinstitucional de la SSY, Fernando Medina Ancona, mancuerna que hace de las suyas desde el sexenio de Patricio Patrón Laviada.

Mientras se pasea por Singapur, el gobernador Mauricio Vila Dosal depositó las operaciones políticas en el dueto Roger Torres-Fernando Medina alias “El Pato”, sin pensar en el duelo que ha causado en la sociedad yucateca, ya que tan sólo en Tizimín, municipio panista, suman ya cinco menores y tres adultos víctimas mortales del dengue hemorrágico.

El caso fatal más reciente es el del monaguillo tizimileño Geovany, de 11 años de edad, quien fue traído de emergencia al Hospital O´Horán, que pese a ser el principal nosocomio público estatal, carece de medicamentos y equipos para afrontar la inédita plaga mortal que amenaza a los yucatecos.

Sin aprender de los errores cometidos durante la pandemia de Coronavirus, la cual aprovecharon para enriquecerse a manos llenas, los resultados del “Equipo Antiyucatán” están a la vista en el Panorama Epidemiológico de la Secretaría de Salud, con corte a este 19 de octubre: 8 mil 265 víctimas yucatecas del dengue.

Desde el corrupto gobierno de Ivonne Ortega Pacheco no había antecedentes de una negligencia tan mortal en materia de salud, pero Roger Torres, secretario de Salud de facto, y su operador Fernando Medina Ancona destinaron las partidas para fumigación y descacharrización a la frustrada campaña a la gubernatura del chapulín vallisoletano Liborio Vidal Aguilar.

Su malogrado experimento electoral no sólo costó el desvío de millones de pesos del erario en asuntos vitales, como la salud y la educación, sino que está ya manchada con la sangre de más de una decena de muertos, inocentes víctimas de las ambiciones transexenales de los funcionarios, que tienen luz verde de Vila Dosal.
(Continuará)

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest News

Banderazo a las brigadas de fumigación y abatización en Mérida

Para prevenir y mantener el control larvario (y, en consecuencia, evitar la propagación de los vectores que transmiten enfermedades...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img